A sus órdentes, teniente Han