Nagore y Torito viven una experiencia terrorífica en el parque de atracciones