Amanda y Marina vuelven a la casa… ¡pero no se salvan de la expulsión!