Han y Aritz, en crisis por la pizza barbacoa