Raquel y Suso, tras un mal despertar