Sofía celosísima: “No sé ni cómo me mantengo de pie”