Bárbara y Adara confiesan públicamente sus robos de comida y piden disculpas