Rodrigo no consigue imaginarse la casa sin Bea: “Si quiero que alguien gane eres tú”