Álvaro: “A veces dudo qué hago aquí”