Álvaro y Desi, los nuevos Pimpinela