Ángel Garó supera entre sustos contenidos el hospital del terror