Kiko y Víctor, contra Laura Cuevas