Makoke no soporta a los compañeros que no colaboran en la limpieza: “¡A mí me daría vergüenza!”