Miriam se salva de la expulsión ante la cara de consternación de sus compañeros