Ares regresa a la casa llena de sangre, vísceras y cucarachas