Fede: "Soy exigente, pero también romántico"