Sandro Rey, con unas braguitas en la cabeza: "No dejen que me vaya de la casa"