Suso y Aurah no se cortan bajo el edredón ¡y despiertan a sus compañeros!