¡Cambio de roles!: El equipo de Belén, al servicio del capitaneado por Olvido