Los pocentajes ciegos del DBT