Ares y Belén Esteban entierran el hacha de guerra en la fiesta del Año Nuevo Chino