Olvido: “Volvería a entrar en la casa “