Ylenia, la segunda testigo: “Si la gente le dio la espalda, algún motivo habrá”