Sonrisas, lágrimas y caras de sorpresa en el encuentro con Kiko Rivera