Belén y Aguasantas, ¡a examen!