La prueba del Cubo está... ¡superada!