La prueba semanal, motivo de conflicto entre los concursantes