Laura y Carlos se escriben un discurso de final de campaña 'envenenado'