Lucía Hoyos, derrumbada por sentirse sola en la casa de Guadalix