Abrazos, 'pullitas' e indiferencia al conocer a todos los clientes del Balneario VIP