La audiencia cree que Belén Esteban ha hecho una campaña para expulsar a Javi