Fran, muy interesado en las operaciones de Charlotte