Raquel, destrozada en el confesionario: "Yo creo que sí existo"