La audiencia cree que Charlotte sí se siente querida por su familia