L. Matamoros: "Prefiero que me digan que tengo buen corazón a que he jugado bien"