Aída, al Súper: "Por favor, no me insultes"