Alonso quema su último cartucho: ¡Pilla a Tutto con las manos en el lápiz!