Triana, de la expulsión de Aída: “A tu casa”