Rappel pasa a ser intérprete y Charlotte Caniggia, muy a su pesar, caminante