Aída se sincera con las cabras de Guadalix... ¡y Twitter se pone en pie para recibirla!