Ivonne, ante los beso de Sergio y Daniela entre las burbujas del jacuzzi: “¡Oh, my god!”