Koala o Tony: uno de ellos tiene un disparadísimo porcentaje de expulsión del 72.2%