Los concursantes no coinciden con el público y creen que Miriam es la más provocadora