Miriam lo da todo en la fiesta, se enfrenta a Suso y tiene una conversación surrealista con Mónica