Techi va a muerte en los alegatos: Miriam es una "mosquita muerta" y Verdeliss "una jueza de jueces"