La última bronca por la comida termina con Miriam llorando y a gritos con Aurah