Tony no reconoce a su hermano al otro lado del teléfono: “Eres el orgullo de todos”