Jesús Calleja somete a las presentadoras al desafío del castillo hinchable