En 6 meses, Carlos Carreño se ha tatuado a los tres muñecos de Moreno