Jesús y su madre se abrazan, tras no haberse visto en dos años